Generalmente se asocia la fertilidad a la mujer, pero el hombre tiene la misma importancia a la hora de conseguir un embarazo en pareja. Muchos hábitos diarios pueden afectar a la calidad y cantidad del semen producido sin darse cuenta, por eso te contamos cómo mejorar la calidad del esperma de forma natural, con lo que notarás resultados de inmediato y aumentarás las posibilidades de fecundación.

Cómo producir más esperma y de mejor calidad

Mejorar la calidad del semen parte de la base de mejorar los hábitos de vida saludables. La mayoría de estas acciones se pueden incorporar desde el primer momento y tendrán beneficios a todos los niveles del organismo.

Mejorar la alimentación

El primer paso es mejorar la alimentación, puesto que existen muchos alimentos ricos en antioxidantes, zinc, vitaminas, etc., que mejoran la calidad seminal. Entre todos ellos, es aconsejable iniciar el consumo de maca andina, un producto completamente natural que tiene incidencia sobre la fertilidad en ambos sexos, y que en los hombres se ha demostrado que mejora la movilidad y la cantidad de espermatozoides cuando se realiza un consumo adecuado.

Practicar deporte

La actividad física realizada de forma regular tiene también una incidencia positiva en la salud en general, lo que hace que la producción de semen sea mayor, y este de mejor calidad. Únicamente se recomiendan deportes que no supongan una presión innecesaria en los genitales, como puede ser el ciclismo.

Evitar sustancias perjudiciales

También se ha comprobado que el consumo de sustancias como el alcohol, el tabaco o las drogas incide de forma muy negativa en la calidad del esperma, por lo que se recomienda eliminarlas por completo o reducirlas todo lo posible.

Utilizar ropa adecuada

La ropa muy apretada también tiene un efecto negativo sobre la producción de esperma. Siempre es mejor optar por prendas sueltas que ayuden a mantener la buena circulación y temperatura en los testículos.

Controlar el estrés

El estrés y la ansiedad son factores que alteran negativamente la calidad del semen, y que una gran parte de la población sufre a diario. Llevar una vida más tranquila y canalizar el estrés de diversas formas hará que la producción de semen recupere sus cifras normales. En caso de no poder evitar el estrés, se recomienda consultar a un especialista.

Cabe destacar también que la abstinencia o la falta de sexo puede suponer una disminución en la cantidad del semen y en su calidad, así que es bueno no dejar pasar demasiado tiempo entre relaciones para evitarlo. Ya sabes cómo mejorar la calidad del esperma de forma natural, comienza desde ya a mejorar tus hábitos diarios para que sean más saludables y para que puedas dejar de preocuparte por la fertilidad.