Aunque en ocasiones nos empeñemos en lo contrario, la naturaleza suele tener la respuesta a la gran mayoría de afecciones o problemas que ocurren en nuestra salud. Mucho antes de que la química tomase el protagonismo de nuestras vidas, los seres humanos acudían a la naturaleza para encontrar plantas y hierbas con determinadas propiedades que ayudaban al cuidado de la salud. Precisamente ahora, que el mundo es tan sintético, es un buen momento para volver a los orígenes, así que toma nota de algunas hierbas medicinales que quizás no conocías y que son mucho más útiles de lo que imaginas.

Hierbas y plantas naturales para el cuidado de la salud

Aquí te dejamos algunas plantas y hierbas naturales que puedes empezar a introducir en tu alimentación desde ahora mismo, y que tendrán numerosos beneficios directos para tu organismo.

Jengibre

Además de aportar sabor y cuerpo a cualquier comida, tiene algunas propiedades medicinales a tener muy en cuenta. Lucha efectivamente contra las náuseas, posee propiedades antibacterianas y antivirales, y además es un antioxidante natural. Puede incorporarse crudo en las comidas o tomarse a modo de té.

Ajo

El ajo es uno de esos alimentos imprescindibles para gozar de un buen estado de salud general. Tiene propiedades antibacterianas y fungicidas, pero además consigue reducir la inflamación en algunos procesos, estimula el sistema inmunológico, mejoran el sistema circulatorio y lucha contra algunos tipos de células cancerígenas.

Maca

Esta planta aporta energía, además de mejorar el sistema inmune y regular la función del sistema endocrino. También aumenta la fertilidad y el deseo sexual entre otras muchas cosas, como efecto analgésico que ayuda a mitigar el dolor en algunas afecciones. Se puede consumir de muchas maneras, pero lo más recomendable es agregar maca en polvo a las comidas o tomar cápsulas de maca con la dosis adecuada.

Menta

La menta es una hierba perfecta para luchar contra procesos con tos, resfriados, asma, alergias o tuberculosis. Ayuda también a la digestión y mejora el pronóstico de los pacientes con síndrome de colon irritable. Por vía oral o tópica en aceite, la menta es un producto a tener muy en cuenta como opción natural de gran valía.

Lavanda

La lavanda, especialmente en aceite, tiene más de 150 elementos activos. Así aplicado, alivia el dolor, es tranquilizante y relajante. Ayuda a combatir afecciones como el insomnio, la preocupación, el estrés, la depresión o la ansiedad. También combate eficazmente las infecciones de la piel, como las producidas por algunos tipos de hongos. Incluso se utiliza para disminuir la presión alta, ya sea tomando una infusión o inhalando su esencia.

Manzanilla

La manzanilla es un potente antiinflamatorio y un antiséptico natural especialmente útil cuando se toma en forma de infusión. Además de tomada, se puede utilizar sobre la piel para mejorar algunas afecciones como eczema, dermatitis, heridas e inflamaciones.

Con estas hierbas medicinales que quizá no conocías, tendrás una protección completamente natural para tu organismo. ¿Conocías todas estas hierbas medicinales y sus propiedades? Cuéntanos tu experiencia.